El último parche de Resident Evil 3 Remake mejora notablemente el frame-rate en Xbox One X

El juego, que hasta ahora se movía entre los 40FPS y los 45FPS, lo alrededor de los 60FPS tras la instalación del parche, ofreciendo un rendimiento muy similar al de la versión para PlayStation 4 Pro.

Mientras estás jugando se mueve casi todo el rato a 60FPS, y esa consistencia solo decae cuando hay grandes explosiones o efectos muy exigentes con el ancho de banda, normalmente con pequeñas bajadas alrededor de los 50FPS. En las cinemáticas Capcom se muestra mucho más laxa y permite que el rendimiento varíe de forma más evidente, sin duda el precio a pagar por tener unos modelados extremadamente detallados y unas escenas a menudo espectaculares. Sin embargo, como estas partes no son interactivas la influencia de dichas caídas en la jugabilidad es nula.

En definitiva, son buenas noticias. En Xbox One X se sacrifica un poco de nitidez, que al final no vas a echar de menos, por una buena cantidad de rendimiento, y el juego mejora considerablemente gracias a ello.